Las Memorias de mis Citas Malas y un final feliz

MEMORIAS DE ELLA: 

Preparense para reír o llorar de pena ajena, se vale cualquier cosa, lo que no se vale es llorar por acordarte de tus historias tristes, para eso estamos nosotros para contar las nuestras. No voy a declarar culpables, la mayoria de las veces ha sido mi culpa, sin echar de cabeza a nadie, aqui mis citas más desastrosas.

El día que nos accidentamos

Una vez en mi primera cita con un chico canadiense, él me invito a patinar en la noche porque se le hizo como muy romantico hacer eso, entonces llegamos a una pistas pero ya estaba cerrada, lo cual creo que ya era señal de que no debiamos estar ahi, entonces nos movimos a otra, pedimos los patines y todo, sono una canción que nos gustaba a los 2, entonces el como que estaba patinando alrededor de mi, hasta que se fue mas lejos,  me gire, él se deslizo muy rapido a donde yo estaba, me hizo perder el equilibrio,  lo empuje y para que yo no me cayera y el se dejo caer quedando con una mano en hielo y no me di cuenta cuando baje el pie con el patin le corte la mano. Por suerte no paso a mayores, solo terminamos en first aid y el con una venda en la mano en su primera cita conmigo. 

El día que salí con un maleducado 

Como en la tercera cita que tuve con un chico, este me llevo a una plaza del oeste de la ciudad méxico que esta siempre super solita, el estaba super guapo, era muy educado, todas nuestras citas habían sido super magicas, en lugares preciosos, asi como de película romántica de Nicholas Sparks. Entonces el me invito a a comer algo, fuimos a un puesto de crepas, pedi lo que mas se me antojo, nos sentamos en una mesita a un lado, pasaron como 15 min y ya llevaro la crepa a la mesa, para esto el chico ya estaba super alterado, la cara toda roja, le dijo cosas horribles a la chica que nos atendio, muy groseras, muy ofensivas entre ellas como se lo imaginaran que no servia ni para atender un vil carrito de plaza barata, y entonces en ese momento se hicieron papel china quemandose todos los momentos que habia tenido con el y nunca jamas le acepte una cita de nuevo.

Aveces tener una mala cita no solo depende de ti y de la persona con la que sales, sino que pasan circunstancias externas ustedes que arruinan el momento.

El día que una pelea me impidió conocer al amor de mi vida

Una vez rentamos un autobus para irnos todos a una fiesta mexicana en un bar, los rumores se fueron esparciendo entonces 10 personas nos tuvimos que ir en una van porque ya no cabiamos en el autobus, al final de la peda, no supimos ni que onda, la van se fue y todos nos fuimos apretados en el autobus, yo iba sentada con una amiga y otro chavo que no conocia, no recuerdo porque mi amiga dijo, ustedes 2 dense un beso y el agarro y me planto un besote y luego dijo ''oye besas bien eh'' y me planto otro beso. El autobus llego y nunca supe más de ese chico. Tiempo despues en un after me lo encuentro y de inmediato nos empezamos a besar. Ya nos ibamos a ir a la casa cuando me dice, mira tus amigas se estan peleando, y veo a mis amigas arriba de  2 monos super altos, pegandoles, cuando me acerque a ellas, nos sacaron a todas y ya no me despedi de ese chico, ni supe como se llamaba, ni su numero, ni lo volví a ver jamas.

El día que pague por salir con alguien

Un día sali con alguien por primera vez despues de ya bastante tiempo de conocerlo, fuimos a un lugar de comida mexicana que nos gustaba mucho a los 2, pero nunca habiamos ido juntos, cuando llego el momento de pagar la cuenta, que me empieza a decir, muchas gracias por invitarme a comer aquí, estoy muy agradecido, y yo en mi mente asi de ''wtf'', llego la cuenta a la mesa y me volvio a decir de verdad gracias por invitarme a comer y el mesero se nos quedaba viendo nada mas, y pues yo tuve que pagar toda la cuenta. 

                                                                                                                                                                                                           POR MARIANA CUEVAS

MEMORIAS DE EL: 

Todos tenemos citas desastrosas y en el amor, las cosas no suelen ocurrir como imaginamos, aveces la magia sucede de lo inesperado y en otras esconde cosas más peligrosas.  Afortunamente nadie salió lastimado excepto yo. 

Amor por Wifi 

Me gustaría decir que me ocurrió una vez pero en realidad fueron más, muchas veces los hombres no solemos interpretar de forma correcta los mensajes o señales que nos envían las mujeres, aveces simplemete son contradictorias, una combinación de acercate y alejate al mismo tiempo. Cuando la conocí inmediatamente comenzamos a platicar por Messenger todo el día y toda la noche, una mezcla de ganas de conocernos, coquetería y confusión, las salidas eran bastante malas, ninguno de los dos sabía a donde ir, que hacer o como actuar junto al otro. Como sí colocarás un pez en la tierra para jugar con una tortuga. Ella se mostraba distante, sus silencios, su mirada extravíada, llegaba siempre tarde a las citas y de malas, pero después de vernos volvíamos a conversar por internet todo el tiempo, nuevamente los memes, la coquetería y la esperanza. Después de repetirse el ciclo un par de veces, entendimos que eramos compatibles unicamente en el cyberespacio y que la vida no tenía datos para nosotros. 

 500 dias con ella

  Chica Peligrosa

Cuando estaba cursando la Maestría por ahí de los veintes, un amigo me invito a un lugar inocente un billar a plena luz del día, cuando una chica me pidió que le invitará una copa, en realidad no entendí que estaba pasando pero era tan bonita, que sin pensarlo dos veces la pagué, platicamos e intercambiamos teléfonos y comenzamos a salir, no imaginé que en realidad era menor de edad (17 años) y que era fichera, consumía drogas todo el día y sin saberlo ni quererlo, me empezó a involucrar en ambientes muy peligrosos, en una cita me apuntaron con un arma, en otra me persiguieron, en otra me obligaron a pagar una cuenta que no era mía y al dejarla en su casa, entraba a colonias muy alejadas de la ciudad, ella bajaba del auto en la madrugada y me decía vete y no mires atrás, ella hablaba por teléfono e iban por ella en una calle desolada. Siempre me decía no debes saber donde vivo por tú seguridad, la última noche que nos vimos me conto su verdad. Y comprendí que era demasiado peligroso, por mi seguridad tiré el chip de mi celular y nunca más volví a verla.

 Mi perfecto asesino

Una mala cita con un final feliz 

Muchas veces la vida conspira a nuestro favor, hace 5 años un amigo por medio de  la App Tinder invitó a un date con sus amigas a su casa para pasar la tarde, mi amigo a su date nunca más volvió a verla, pero yo salí con una de las amigas y al principio las cosas no funcionaron bien, ella tenía novio y estaba por casarse, teníamos gustos casi opuestos, la primer cita en el cine ella se fue, sin ganas de volverme a ver,  así que decidió intentarlo una vez más, y esa noche todo cambio, porque las diferencias más que alejarnos, lograron conciliarnos, tuvó el valor de cortar a su novio y se quedo junto a mi, en la incertidumbre de nuestra incipiente pero nueva relación. En un descuido quedamos embarazados, debatiamos donde vivir, como vivir, que hacer y que no hacer. Poco a poco, la vida conspiro a nuestro favor, pareciera que todo se iba acomodando para que estuvieramos juntos, cada pieza comenzó a encajar y hoy no solo somos una familia con 2 niños, somos un equipo. 

Muss es sein? (¿Tiene que ser?) Es muss sein! (¡Tiene que ser!) Es muss sein! (¡Tiene que ser!)

Milan Kundera la insoportable levedad del ser.

                                                                                                                                                                                                                                                        POR MARIO FLORES ANGUIANO

dia 1 summer

Contáctanos


  • Teléfono:
    + 332 246 51 99
    + 333 829 15 23
  • Email:

    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Contacto

captcha

Merkado México Derechos Reservados 2020