Veintidós, Veintidós: Noche de Teatro

 

Veintidós, veintidós es una obra de Odín Dupeyrón que ha sido representada a lo largo y a lo ancho de toda la republica mexicana, la obra plantea una crisis existencial en el personaje principal el cual se ve orillado a tomar una decisión muy extrema, y ahí es donde comienza la obra.

Quisiera no indagar mucho en detalles de la misma ya que es como una buena película, si te cuentan, te la arruinan, así que me limitare a recomendarla desde mi perspectiva.

Odín Dupeyrón logra escribir un guion en donde se puede asociar cualquier ser humano, lo vuelve entrañable al punto de poder sentir lo que la persona sufre y desde una narrativa explicativa bastante digerida, logra que salgas airoso y esperanzado de vuelta al mundo del que viniste antes de comenzar la función.

La obra es un altibajo emocional, ríes con las ocurrentes participaciones del personaje de Odín (un ser fantástico que desde un punto de vista atemporal y 0% religioso da cierto sentido y coherencia a la problemática expuesta), así como puedes llorar con la dramática actuación de Erika Blenher quien logra exponer la frustración y desasosiego de cualquiera de nosotros como humanos de forma muy atinada.

cartel

El mensaje de la obra es el actor principal ya que resuena y retumba en la cabeza de quien fue espectador, enmarcado en un tono de compasión, amor y resignación, yo puedo concluir que el mensaje principal de la obra es la adaptación que tenemos a cerca de los acontecimientos que afectan  nuestras vidas y nuestra capacidad de afrontarlos de distintas maneras, mientras la vida sigue cambiando y adaptándose a cada instante de la misma manera, es nuestro deber como humanos saberla leer y afrontar con la mejor actitud y herramientas de las que dispongamos para poder continuar dando un paso mas adelante. Pareciera un tema complicado y enredado en la mente de muchos, pero en 22:22 logran digerirte el mensaje de una forma práctica y sencilla en la que puedes comprender, que de pronto, muy ególatramente podemos llegar a dramatizar en exceso y modificar el curso de nuestras vidas con tan solo una mala decisión, la obra invita a hacer consciencia a cerca de los actos que realizas a diario para poder encaminar tu futuro a una situación vitalicia mejor, en una frase: cosecha el fruto que deseas levantar el día de mañana. Mantener en el espectro de la mirada que la vida siempre esta en constante movimiento y cambio, es tarea de nosotros tener la paciencia suficiente para poder continuar sin tomar una decisión arrebatada o en el calor de un berrinche, que nuestro poder de supervivencia es la adaptabilidad que mostramos a los cambios de la vida misma, y para mí que la mejor oportunidad que tenemos de continuar existiendo como especie en esta tierra es colaborando juntos y no dividiéndonos de manera absurda.

Con humor satírico logras tener una visión menos compleja de la problemática principal, misma situación que te hace realizar el mensaje de mejor manera, ya que el mismo humor te hace salirte del sentimiento  profundo o dramático de la situación y te amplia la periferia de visión para comprender que todo esta en nuestras manos, que como bien lo mencionaba Dupeyrón en el escenario toda la vida es una línea de tiempo que va envuelta en millones de decisiones entre el si y el no, y eso es lo único que enmarcara nuestro destino, nuestro provenir esta en la clarividencia que tengamos al tomar esas decisiones a diario, a cada instante, y solo de eso dependerá nuestro futuro, viviendo en el presente para obtener el mejor resultado el día de mañana.

Aplaudo la sencillez con la que Odín Dupeyrón logra manejar un tema tan complejo para las emociones humanas, o para el ojo común y corriente haciendo de algo tan envuelto de particularidades una situación asociable para quien sea, de modo que puedas empatizar con los acontecimientos del escenario y así obtener la experiencia deseada de la obra.

En una sociedad afectada por la globalización y el exceso de egocentrismo que ha causado una inestabilidad moral y crisis de valores en todo el mundo, hacen falta obras como esta, que enfrenten al oyente con la realidad, que ayuden y aporten a temas delicados como lo es la vida misma y el apetito que sientes por ella, el arte es vida y la vida es arte, es por eso que veintidós, veintidós es una gran oportunidad de ampliar tu panorama u opinión a cerca de la muerte, la vida, el amor propio o autoestima, la confianza, la autocompasión, la supervivencia del humano como especie y muchos otros temas que pueden ser tan sencillos o tan escabrosos como desees, depende que tanto lo medites, sin embargo es un gran catalizador para analizar con frialdad una situación extrema en la que la última responsabilidad la tiene cada quien con su alma y su ser.

1

No dejes pasar la oportunidad de poder ver veintidós, veintidós, asiste con la mente y el corazón abiertos y  te llevaras una grata sorpresa!

Mauricio Domínguez Desfassiaux

Contáctanos


  • Teléfono:
    + 332 246 51 99
    + 333 829 15 23
  • Email:

    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Contacto

captcha

Merkado México Derechos Reservados 2020